Soledad redimida

ISBN
9780825450556
¿Por qué siempre tengo la sensación de que me falta “algo”?

Jóvenes o viejos, solteros o casados, hombres o mujeres, en algún momento de la vida, todos nos enfrentamos a la soledad. Tratamos de llenar ese vacío o cambiar nuestras circunstancias para que ya no sintamos dolor, pero, ¿y si nuestras punzadas de soledad están destinadas a llevarnos a algo más grande?

En este estudio sobre varios aspectos de la soledad, Lydia Brownback nos recuerda el poder de Dios para redimir nuestra soledad y usarla en nuestra vida para acercarnos a Él. En definitiva, nos ayuda a ver que incluso cuando nos sentimos incomprendidas, desamparadas o abandonadas, nunca estamos realmente solas, Dios siempre está con nosotras, y solo Él puede satisfacer todas nuestras necesidades en Cristo Jesús.

$10.99
Próximamente
Comprar en ...
El autor
  • Brownback, Lydia Brownback, Lydia Lydia Brownback (Maestría en Religión del Westminster Theological Seminary) es oradora internacional en conferencias de mujeres y autora de varios libros, entre ellos Mujeres sabias y Soledad redimida.

Más Información
Fecha de publicación 18 jun. 2024
ISBN 9780825450556
Páginas 176
Tamaño 8.5"x5.5"
Formato Paperback

Cuando la soledad nos cubre como un manto, nuestro instinto es buscar una salida. Cuando no conocemos a Cristo como nuestro tesoro, buscamos una salida en cualquier cosa que podamos ver frente a nosotras: ciertos hábitos o excesos, lugares a los que vamos e incluso ciertas relaciones. Parece que esas cosas no solo están más al alcance de la mano, sino que también, en cierto sentido, tendemos a culpar a Dios por nuestra soledad. No lo conoceremos como nuestro mayor tesoro si nuestra visión de Él está distorsionada, y cuanto más busquemos escapar de nuestro dolor en las cosas terrenales, más distorsionada será nuestra visión de Dios. En lugar de buscar una salida de la soledad, necesitamos ir a Jesús. Solo entonces descubriremos que Él es lo que hemos estado buscando todo el tiempo. Y solo entonces estaremos realmente dispuestas a “vender” nuestras posesiones y adquisiciones terrenales por amor a Dios y su reino.

Jesús dijo: “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo. Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?”. Y concluye todo esto diciendo: “Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo” (Lc. 14:26-28, 33). Gran parte de la soledad proviene de la reticencia o de la absoluta falta de voluntad de seguir a Jesús si hacerlo significa renunciar a cómo queremos que funcione nuestra vida.

INCLUYE GUÍA DE ESTUDIO

 

CONTENIDO

Introducción: ¿Por qué nos sentimos solas?

Parte 1
Soledad consolidada
1. Atesorar el tesoro equivocado 
2. Las mentiras de la soledad 

Parte 2
Soledad materializada
3. La soledad de la partida 
4. La soledad de la noche 
5. La soledad de la obediencia 
6. La soledad de huir 
7. La soledad del duelo 
8. La soledad de ser diferente 
9. La soledad de ser impura 
10. La soledad del amor equivocado 
11. La soledad del matrimonio 
12. La soledad de estar soltera 

Parte 3
Soledad redimida
13. En la familia del pueblo de Dios 

Conclusión: Varón de dolores 
Índice de las Escrituras 

“En un mundo de actividad frenética, la soledad es una epidemia que está afectando a todos. Soledad redimida habla no solo del corazón solitario, sino también de aquellos que desean alcanzar, abrazar y llenar ese vacío. ¡Un libro extraordinario con un mensaje culturalmente oportuno!”.
JONI EARECKSON TADA, fundadora y directora de Joni and Friends International Disability Center

“En cierta medida, desde Génesis 3, todo ser humano experimenta el dolor del aislamiento y la soledad. Lydia aborda con franqueza diversas etapas y circunstancias de la vida que inducen a la soledad. Y nos ayuda a comprender que nuestro Amigo, que soportó la peor soledad por nosotros, puede redimir nuestra soledad y ungirnos con óleo de gozo mientras caminamos en unión y comunión con Él”.
NANCY DEMOSS WOLGEMUTH, escritora; anfitriona de Aviva nuestros corazones y autora de Escoge perdonar

Nunca había leído nada sobre la soledad que llegara hasta el fondo del asunto y que estuviera lleno de verdadera sabiduría hasta que leí Soledad redimida.
NANCY GUTHRIE, maestra de la Biblia; autora de Bendición

“En un momento u otro, todos experimentamos soledad, no solo aislamiento, sino soledad. En este estudio único y valioso, Lydia Brownback se basa en las Escrituras y la experiencia para descubrir los problemas del corazón y las respuestas que llevan a los cristianos solitarios en una dirección saludable o no. Sin restar importancia a la inevitable soledad de vivir en un mundo caído, Soledad redimida nos muestra la esperanza eterna en la amistad de Jesucristo”.
PHILIP GRAHAM RYKEN, director de Wheaton College




Puede interesarle

Según tu navegación, también te pueden interesar estos títulos