Atrévete a ser una mujer verdadera

ISBN
9780825450730
¡Un llamado a las mujeres de hoy a recuperar lo que la revolución feminista les ha arrebatado!

Se suponía que la revolución feminista traería a las mujeres una mayor realización y libertad. Sin embargo, las mujeres de hoy se sienten menos realizadas y libres porque han perdido la distinción y riqueza de su llamado como mujeres. Se están dando cuenta de que lo que debía ennoblecerles ha destruido todo lo que atesoran, incluso sus propias familias.

El llamado a volver a la feminidad piadosa está resonando en el corazón de mujeres en todas partes del mundo a través de las poderosas voces de mentoras como Nancy DeMoss Wolgemuth, Mary A. Kassian, Carolyn Mahaney, Susan Hunt y Barbara Hughes, entre otras.
Aunque cada autora aborda el tema de la feminidad piadosa de manera diferente, un hilo conductor lo atraviesa todo, infundiendo alegría y deleite por la grandeza del orden creado por Dios y el papel que Él quiere que las mujeres desempeñen en su grandioso plan redentor.
Incluye una guía de estudio.

¡Asiste a los eventos de Aviva nuestros corazones, el ministerio de Nancy DeMoss Wolgemuth!

$10.99
COMPRAR EBOOK POR $8.79
El autor
  • DeMoss Wolgemuth, Nancy DeMoss Wolgemuth, Nancy

    Nancy DeMoss Wolgemuth ha tocado la vida de millones de mujeres a través de Aviva Nuestros Corazones y el movimiento Mujer Verdadera, invitándolas a un avivamiento de corazón y a la feminidad bíblica. Su amor por Cristo y su Palabra es contagioso y se extiende a sus actividades en línea, mensajes en conferencias, libros y sus dos programas de radio diarios, Aviva Nuestros Corazones y Seeking Him. Sus libros han vendido más de tres millones de copias.

Más Información
Fecha de publicación 16 ene. 2024
ISBN 9780825450730
Páginas 208
Tamaño 8.5"x5.5"
Unidades por caja 60
Formato Paperback

Las autoras ofrecen aclaraciones y consejos prácticos para las mujeres piadosas de este siglo:

La feminidad bíblica es algo maravilloso, no es “¡mucho ruido y pocas nueces!”. En la impresionante generosidad del Señor, hemos sido creadas con el inigualable cometido de sentirnos plenas a fin de glorificar su nombre. Si cultivamos y expresamos nuestra feminidad con esto en mente, nuestro Hacedor nos alabará por la sabia administración de este precioso don. —Carolyn Mahaney

Nuestro Padre celestial nos busca cuando nos perdemos. Él no descansa. No se rinde cuando todos los demás pierden las esperanzas. Nos sostiene cerca de su corazón hasta que nuestro corazón bombea sangre y nuestras extremidades comienzan a moverse de nuevo. —Mary Kassian

Las consecuencias de no ser mujeres sabias son mortales. Cuando somos tentadas por el placer inmediato de hablar sin inhibiciones, dejar que nuestras emociones y nuestra lengua se desenfrenen o actuar con imprudencia y descontrol, necesitamos considerar las consecuencias a largo plazo de nuestras decisiones. ¾Nancy DeMoss Wolgemuth

La sumisión a nuestro esposo comienza y termina con la confianza en Dios. Por lo tanto, la palabra que tantas dificultades les trae a las mujeres de hoy, “sumisión”, sigue siendo la Palabra de Dios para nosotras: “Así mismo, esposas, sométanse a sus esposos…”.—Barbara Hughes

Y mucho más.

¡Asiste a los eventos de Aviva nuestros corazones, el ministerio de Nancy DeMoss Wolgemuth!

CONTENIDO

Reconocimientos
Escritoras
Introducción

PARTE UNO:La gloria de ser mujer según el designio de Dios
1 Feminidad: La perspectiva bíblica
Carolyn Mahaney
2 La belleza verdadera
Carolyn Mahaney
3 Princesas de papá: Conozcamos a Dios como Padre
Mary A. Kassian

PARTE DOS:El reto de la feminidad bíblica en un mundo caído
4 Retrato de una mujer usada por Dios
Nancy DeMoss Wolgemuth
5 Cómo llegar a ser una mujer prudente
Nancy DeMoss Wolgemuth
6 Podada para florecer
P. Bunny Wilson

PARTE TRES: La libertad y el gozo de la mujer como ayuda idónea y engendradora de vida
7 La responsabilidad de la mujer como ayuda idónea de su esposo
Barbara Hughes
8 Liberada a través de la sujeción
P. Bunny Wilson
9 Cómo criar hijas femeninas
Susan Hunt
10 El corazón maternal de una madre
Dorothy Kelley Patterson
11 Que las mujeres mayores instruyan a las jóvenes: Tito 2 en la iglesia de hoy
Susan Hunt

Conclusión
Libros recomendados
Para el análisis y la reflexión personal
Notas

La doctrina feminista de nuestra época sostiene el concepto de que la feminidad es un asunto de condicionamiento cultural. Muchas feministas argumentan que la única diferencia fundamental entre los hombres y las mujeres es nuestra anatomía; pero Génesis enseña algo distinto. Puesto que Dios creó al ser humano como varón y hembra, las mujeres somos congénitamente femeninas. Sin duda alguna, la mujer puede acentuar su feminidad o desvirtuarla, pero no puede cambiarla; nuestros cromosomas del sexo se encuentran en cada célula de nuestro cuerpo. Nuestra feminidad es un don de la gracia de un Dios lleno de amor. —Carolyn Mahaney

Nuestra sociedad no solo ha perdido la presencia física de los padres, sino también algo incluso más fundamental: nuestra idea de la paternidad. Estamos viviendo en una cultura de ausencia paternal. A diferencia de los períodos anteriores en los cuales la ausencia del padre era provocada por la guerra, ahora enfrentamos más que una pérdida física que afecta solo algunos hogares. La pérdida cultural afecta todos los hogares de alguna forma u otra. —Mary Kassian

Siempre debemos recordar que la única manera de vivir la vida cristiana y servir a Dios es por medio del poder de su Espíritu Santo. En cuanto pensamos que podemos hacerlo por nosotras mismas, nos volvemos inútiles para Dios. Tenemos que estar dispuestas a quitarnos del medio, permitir que Dios tome el control. —Nancy DeMoss Wolgemuth